Cultura Japón

#Cultura | Aikidô: El camino de la paz

Escrito por Pablo Millan

Hola a todos, como todas las semanas espero hayan tenido un excelente fin de semana y ojala muchos hayan podido asistir al 6to aniversario del Flowers Maid Café organizado por sus amigos de Asia~Stage.

El día de hoy les tengo un tema que por mucho tiempo los mexicanos hemos vinculado al instante con la cultura oriental, las artes marciales. ¿Quién no creció viendo alguna película de Bruce Lee, Jackie Chan o Jet Li? ¿quien no disfruto las épicas batallas de Gokú contra los villanos de Dragon Ball?, si bien todos los ejemplos antes mencionados nos dirigen más hacia el kung-fu de origen chino y al karate nacido en la lejana isla sureña de Okinawa, hoy hablaremos de un arte marcial poco conocido pero muy presente en nuestro país, el aikidô.

Aikidô (合気道) significa “El camino de encuentro del alma”, un camino para encontrar la paz interior. Su lugar de nacimiento fue el Tokyo de principios del siglo XX, siendo la más joven de las artes marciales orientales, su objetivo a diferencia de las otras artes marciales que es eliminar al contrincario es el de neutralizarlo desviando su energía o usándola en su contra. El maestro Morihei Ueshiba fue quien desarrolló la disciplina, otorgándole el titulo de osensei (お先生 gran maestro) siendo su técnica la que se sigue enseñando actualmente en la gran mayoría del mundo.

La peculiaridad del aikidô a diferencia del karate, tae kwan do o kung fu es que es completamente defensivo, ninguna de sus técnicas están diseñadas para ser quien da el primer golpe. La base del aikidô esta en el ki (sí, como el de dragon ball), todos poseemos un ki, y cuando se ataca el ki es expulsado, por eso nos sentimos cansados después de atacar, el aikidô busca usar esto en contra del atacante desviándola lanzando al contrincario por los aires.

El uniforme de entrenamiento del aikidô es muy parecido al del karate o el judo cuando se es cinta blanca, dependiendo de la escuela hay diferentes colores de cintas antes de obtener el grado de primera cinta negra, en las escuelas más tradicionales no se entrega ninguna cinta de color hasta obtener la negra. Los grados de aprendizaje se dividen como todas las artes japonesas (es increíble lo que puede utilizar este sistema, jugar ajedrez, servir el té, preparar ramen, etc), primero se divide en 5 grados kyû (esto sólo para el aikidô, las demás artes tienen sus propios grados) , siendo el más bajo el 5 y el más alto el 1, y posteriormente las cintas negras se dividen en 10 grados dan siendo el 1 el más bajo y el 10 el más alto.

El mexicano con grado más alto es el sensei Michael Moreno 6dan, aunque también contamos con la presencia de maestros japoneses que ostentan hasta el 8dan.

El uniforme del aikidoka cambia a partir del 3kyû para las mujeres y el 2kyû, es el momento en que empiezan a entrenar con una hakama, un enorme pantalón  de 7 pliegues, este es de color azul para los hombres y las mujeres pueden elegir si portarlo azul o negro a su gusto, cuando obtienen el grado de 1dan a demás de obtener su cinta negra la hakama también cambia a color negro tanto para hombres como para mujeres.

El aikidô es una disciplina que requiere de paciencia y pasión, si bien he escuchado de casos que han obtenido su 1dan en 5 años, creo que lo ideal es entrenarse física y mentalmente por lo menos 7 años para presentar el examen para obtener el título de cinta negra. Uno de los preceptos del aikidô es la eliminación del ego, el ser humilde de corazón y realizar todo con amor, ya que como lo dijo alguna vez Morihei Ueshiba “合気道は愛です” (aikidô wa ai desu), “El aikido es amor”.

Hay cientos de escuelas de aikidô por todo el país, la gran mayoría de ellas afiliadas a la Federación Mexicana de Aikidô que a su vez está afiliado al aikikai Japón, y no se necesita experiencia previa para practicarlo, ya que poco a poco se van adquiriendo las habilidades para presentar un primer examen y obtener el grado de 5kyu después de unos meses de entrenamiento y dedicación.

Y ustedes chicos ¿Practican algún arte marcial?

Sobre el autor

Pablo Millan

Redactor Sección Japón / Community Manager / Prensa

Egresado de Relaciones Internacionales por parte de la UNAM, apasionado de la cultura japonesa. Estudió japonés durante 5 años en la escuela de idiomas de la Asociación México-japonesa Kaikan y el CEI de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. Ha participado en simposios sobre origami, ikebana, ceremonia del té, cerámica japonesa, ukiyo-e, sumi-e, confección de kimono, cocina japonesa y juegos de mesa japoneses en la UNAM, el Kaikan y el Museo Nacional de las Culturas. Promotor de la cultura japonesa en México siempre busca documentar las exposiciones en museos y galerías de artistas japoneses y de festivales culturales.

Gusta de la música rock en todos los idiomas, sus bandas japonesas favoritas son The Pillows, Asian Kung Fu Generation, Tokyo Ska Paradise Orchesta y Plastic Tree. Un lector empedernido que disfruta de novelas de Haruki Murakami, Anne Rice, Herman Hesse y George Orwells. Practica el arte marcial japonesa Aikidô y ostenta el titulo de 5 kyû con cinta verde. Gusta de las finas artes como la pintura, el teatro, la orquesta y la poesía, al igual que los videojuegos, las comedias televisivas, el anime, la caricatura estadounidense y el cine.