Hallyu Música Opinión

#Opinión | Más allá de un hobbie: Dance Cover en el DF

Escrito por Betsy Constantino

Poco a poco el K~Pop se ha vuelto una “moda”, sí lo pongo entre comillas porque para algunos no es sólo una moda pasajera, sino un estilo de vida y una motivación para seguir adelante. El día de hoy Asia~Stage les hace un especial de lo que se conoce como Dance Cover y qué significa para algunos de los chicos que participan en esta actividad. Para algunos, puede ser sólo un hobbie, o incluso una forma para llegar a convertirse en un idol, pero lo que muchos no saben es que ser parte de un grupo de dance cover va más allá de lo que muchos piensan.

Durante la investigación de este artículo encontré un encabezo interesante: “Dance Cover, el pasatiempo de moda en México”, a lo cual me pregunté, ¿realmente es moda? Para todos aquellos lectores puedo decir que NO.

El DANCE Cover para mí, la autora, es una forma de convivencia, en la cual, puedes conocer nuevos amigos, y sobre todo realizar lo que te gusta y lo mejor haciéndolo con el corazón, y sí puede sonar totalmente emotivo y cero periodístico pero ahora sí les van algunas cosas interesantes de este mundo.

¿Qué es?

El dance cover es recrear la coreografía de tu artista favorito tratando de que esta quede lo más parecida posibles, sin embargo, esto no significa que cada grupo debe hacer una exacta imitación de su ídolo, ya que lo bueno es que cada grupo puede darle su toque especial.

En México se da un fenómeno muy especial, ya que existe una gran cantidad de estos grupos, quienes para su formación han llegado a diversos métodos: El primero es juntar a su grupo de amigos; otros han llegado a optar por las convocatorias por las redes sociales, en donde piden requisitos especiales como experiencia en diversos ritmos, solvencia económica, etc; algunos otros tienen incluso promotores o managers que les ayudan a la difusión y coordinación de sus actividades.

¿Cuáles son los espacios con los que cuentan para practicar esta actividad?

Los espacios que existen son variados, ya que debido al precio de la renta de un salón de ensayos, o bien, de que nadie contaba con un espacio lo suficientemente grande; los grupos han optado por ensayar en lugares que les ofrecen su reflejo. Con reflejo nos referimos a plazas públicas donde los edificios cuentan con vidrios, en los cuales, los chicos revisan uno a uno sus movimientos con el objetivo de llevar una mejor coordinación. Entre los espacios más concurridos tenemos la Biblioteca Vasconcelos o bien, Los juzgados cercanos a Bellas Artes, lugares que se han convertido en punto de reunión para los que aman bailar como sus idols.

Otros espacios son las academias de baile, ya que algunos de los chicos que se dedican al dance cover aprenden en academias profesionales de danza para perfeccionar su técnica. Algunos restaurantes de comida coreana o bien, las Frikiplazas, les permiten utilizar las tarimas o escenarios en sus instalaciones para practicar; a pesar de que en ocasiones no es de forma gratuita, las tarifas son menores a las de los salones de las academias.

Otros espacios

A partir de los años 2000, cuando la ola “hallyu” comenzó a expandirse desde Corea del Sur al extranjero, la música, los dramas y las celebridades comenzaron a tener mayor exposición mediática en Latinoamérica. Los diferentes grupos de K~Pop destacaron de entre los idols asiáticos debido a sus originales videos musicales, los cuales eran llamativos por las complejas y divertidas coreografías.

Es a partir de este hecho que lugares como las convenciones (TNT, Concomics, J’Fest, etc.) se dieron cuenta que el dance cover era una actividad que reunía a mucho público y por lo tanto, era importante incluirlo en sus programas y darles espacios para sus presentaciones.

Actualmente…

En los últimos meses el dance cover ha obtenido mayor popularidad y se ha hecho de espacios cada vez más importantes: aperturas de conciertos de idols coreanos como MBLAQ o Park Jung Min, flashmobs, programas de televisión en el canal EXA; además de concursos promovidos por el mismo gobierno coreano: K~Pop World Festival.

Así que para mí, el dance cover ha dejado de verse como un pasatiempo, pues ya es una actividad importante dentro del grupo de los fans de kpop y que poco a poco va tomando fuerza, incluso para la Embajada de Corea, pues es un símbolo del creciente intercambio cultural entre Corea del Sur y México; y para mí como autora, significa pasión y amor y sobre todo un momento para disfrutar con los amigos haciendo lo que más les gusta: Bailar.

Sobre el autor

Betsy Constantino

Egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, Community manager y reportera en Asia~Stage y K magazine.

Ha participado en el área de comunicación en diversos eventos culturales y deportivos como el torneo Lorena Ochoa Invitational, IFAI e investigaciones sobre las Relaciones de México con Asia-Pacifico.

Amante de la cultura asiática, sobre todo en lo que refiere a la gastronomía oriental, música, tradiciones, idiomas, literatura, entre otras.

Miembro del grupo de K~Pop dance cover Lookin4Luv y bailarina de danzas de medio oriente.

Pasiones: escribir, soñar y explorar el mundo. Acompáñala a descubrir lo que la ciudad esconde para ti.