Akiba-kei Anime Reseña

#AnimeRetro | Los Gatos Samurái: Comedia y diversión al por mayor

Escrito por Cable Hayashibara

A propósito de retomar… Hace algún tiempo, en Asia Stage, comenzamos esta sección de “Clásicos del Anime”. Hoy la volvemos a tomar, ya que, siempre nos atrapa la nostalgia y también, para que las nuevas generaciones conozcan esas animaciones que nos marcaron. Empezamos con esta obra que nos trae mucha comedia, diversión, peleas y demás cosas, llevada de la mano de un grupo muy peculiar: Los Gatos Samurái.

 

 

“Kyatto Ninden Teyandee” conocido en español como “Los gatos samurái”, tuvo su aparición el 1 de Febrero de 1990 en Japón a través de las pantallas de TV Tokyo y realizada por la empresa Tatsunoko Productions y Sotsu Agency, la cual fue introducida al público occidental en 1991 por la empresa Saban (misma que ha traído a los Power Rangers), terminando de emitirse el 12 de Febrero de 1991 con un total de 54 capítulos, mismos que fueron televisados por Canal 5 de Televisa. La serie trata de 3 gatos que trabajan en una pizzería como repartidores y protegen a la ciudad de Pequeño Tokio del crimen. La serie combina acción y comedia, y es notable la comicidad en todas partes de esta serie, lo mismo con los diálogos y los personajes con características muy especiales. El lugar donde se desarrolla la trama es la ciudad de Pequeño Tokio (Edoropolis en la versión japonesa), que mezcla elementos tradicionales y futuristas. Está poblada por muchos tipos de jujin o animaloides, muchos de los cuales tienen partes cibernéticas en sus cuerpos. El gobernante oficial es el Emperador Fred (Shogun Tokugawa); desafortunadamente, el emperador está loco de remate, porque le fueron quitadas sus muelas del juicio, por lo tanto, Pequeño Tokio es actualmente gobernada por la princesa Violeta y un consejo. La cabeza del concilio es el primer ministro Gran Quesote, quien constantemente intenta derrocar al emperador y convertirse en el emperador de esta ciudad. Solamente el Gran Dientón (Al Dente), comandante de la Guardia del Palacio, sabe de los planes clandestinos del Gran Quesote, sin embargo, no tiene pruebas suficientes para exponerlos ante la luz pública y mostrar lo que verdaderamente es Quesote, lo único que le queda es prevenir sus esfuerzos de lo que pueda suceder. Él reclutó a 3 jóvenes gatos guerreros, conocidos como los Gatos Samurái, cada uno de los cuales posee habilidades y armas para ayudarlo a mantener la paz entre los ciudadanos de Pequeño Tokio, a pesar de los intentos del Gran Quesote, el cual toma la forma de un robot gigante.

 

Los integrantes del grupo de héroes lo conforman Speedy Ceviche (Yattaro), que es el líder; como su nombre indica, es listo y rápido, un rasgo característico, hábil entregando pizzas y combatiendo el crimen, posee una espada mágica llamada Ginzu, la cual siempre termina con los enemigos con un ataque especial. Confía en sí mismo y le gusta posar ante las cámaras después de cada victoria. Tiene los ojos azules y viste una armadura blanca. Su nombre hace referencia al Ceviche, el plato bandera de Perú a base de pescado o mariscos cocidos con limón; también se encuentra Polly Esther (Pururun Nyan), la única mujer del equipo; aunque Speedy es el líder, Polly es la jefa del restaurante, tiene un temperamento fiero, dinámico e independiente, además de irritarse con facilidad. Batalla a los malos con el poder del amor. Siempre toca una flauta al inicio de la batalla, sus armas tienen forma de corazón y da unos buenos arañazos con sus afiladas garras; tiene los ojos azules y viste una armadura roja; durante un tiempo fue cantante del grupo rockero “Hermanas sin Sentido” (Lovely Mipple), donde tuvo cabello corto, pelirrojo, sujeto con una diadema. Su nombre hace referencia a una fibra sintética (el poliéster); el último es Guido Anchoa (Sukashii), un gato galante y apuesto; es alto, de pelaje suave y meloso, siempre intenta conquistar a las chicas y siempre fracasa. El arma de Guido es un paraguas con el cual puede disparar anillos de fuego, rayos de calor, hipnotizar a sus enemigos o utilizarlo como un garrote cuando está cerrado; tiene los ojos rojos y viste una armadura azul. Su nombre hace referencia a la anchoa, un pescado comestible. Los Gatos Samurái nunca se quitan la armadura, ni siquiera cuando trabajan en el restaurante o cuando caminan por las calles, en ocasiones parodian a Superman, ocultando su identidad usando gafas oscuras, pero frecuentemente se limitan a usar sus trajes de repartidores de pizzas sin que nadie los reconozca a pesar de llevar siempre el mismo casco, exceptuando a Polly Ester, que se quita la armadura casi por completo cuando va a la escuela.

 

A lo largo de los divertidos capítulos, vamos conociendo a más aliados de este grupo de peleadores; Pequeño Tokio no es la única ciudad en ser protegida por un equipo de gatos samurái, en un episodio, los Gatos Samurái viajan a Nueva York para conocer a sus homólogos llamados Sundance Kid (Michael), Abigail (Madonna) y Cosmo (Prince) y como es leerse, sus nombres hacen referencia a cantantes famosos estadounidenses de la época en la que se produjo la serie; un elemento infaltable en la serie es el narrador, que nunca aparece en escena, pero va relatando con mucha elocuencia cada uno de los episodios y hasta interactua con los personajes. Frecuentemente hace ingeniosos o sarcásticos comentarios; la propietaria de la pizzería es Francine (Otama) que, aunque no participa activamente en las misiones, siempre juega un rol vital en el equipo; cuando los Gatos Samurái necesitan ir a un lugar, ya sea en batallas o entregando pizzas, ella opera la pistola de lanzamiento (una parodia del film japonés “Cyber Ninja”), el cual envía a nuestros héroes al aire, también opera las comunicaciones y las finanzas (esto último es una necesidad), y a menudo la escuchamos hablando con rimas; cuando los Gatos Samurái están en serios problemas (usualmente cada vez que se levantan de la cama cada mañana), Francine llama al equipo de Rescate (Otasuke Ninja) para que entre en acción; irónicamente solo uno de los miembros es suficiente para cumplir la misión cuando los 3 gatos principales no pueden; el equipo de rescate se compone de 4 gatos, cada uno con diferentes habilidades de acuerdo a los 4 elementos básicos y ellos son el General Gatón (Rikkinoshin), el líder del equipo que tiene un par de cañones montado sobre sus hombros, su nombre es en referencia al General Patton y representa al elemento fuego; Batigato (Mietoru) tiene alas en forma de murciélago y una hélice que le permiten volar, su nombre es en referencia a Batman y representa al elemento aire; Gataladro (Gotton) es un felino con taladros integrados a sus manos, tiene casco y una cola que le permite excavar, representa al elemento tierra; el último integrante es Chorro E. Gato (Nekki), llamado algunas veces Chorrín o Super Chorro y que, a diferencia de muchos gatos, a éste le gusta el agua, usa cañones de agua a presión y representa al elemento agua.

 

Lucille (Omitsu, Omi-chan) es la dueña de su propia casa de Té, ella es la principal discordia entre Speedy y Guido; es muy temperamental, cuando se enoja o está nerviosa lanza misiles que oculta en su cabello y junto con Polly Esther formaron el grupo de rock “Las Hermanas sin Sentido”; como ya mencionamos, el Emperador Fred (Shogun Tokugawa Iei Iei) es un panda que está mentalmente incapacitado para gobernar, siempre se la pasa diciendo su nombre (Fred, Fred, Fred), empieza hablar más o menos bien en los últimos 4 episodios y su nombre original hace referencia al Shogun Ieyasu Tokugawa; la Princesa Violeta (Usako Hime Tokugawa) es una coneja, hija consentida del emperador y gobernante de pequeño Tokio; es muy temperamental y caprichosa, envía a todo aquel que no le agrade a la Isla de los Extras; cuando esta isla se sobrepobló, los empezó a enviar a la Isla de los Prisioneros (que más que un castigo fue una bendición), su madre es una aventurera a la que casi nunca ve y que se parece mucho a su hija, no sólo en el físico; también aparece el Guru Lou (Nekomata Reikainosuke, Daisensei), un gato viejo que vive en las montañas de Pequeño Tokio, cerca de la montaña principal Sushi; cuando los Gatos Samurái están en apuros éste siempre les da un consejo (a menudo para que se vayan de su casa), él les enseño cómo activar el poder del “Gatatónico Supremo”, un robot gigante que llaman a la batalla cuando se necesita, el cual les da armaduras especiales de batalla y que también puede volar y el nombre del robot es en referencia al estado catatónico; hablando de personajes regulares están la Mamá e hijo Mapache (Itsumono Oya e Itsumono Ko) que siempre aparecen haciendo comentarios tontos cada vez que los Gatos Samurái son disparados desde la pizzería (como la frase de Superman “¡Mira, mamá, un avión!”), también critican tanto su mundo como el mundo real.

 

Por supuesto que todos los planes malvados son orquestados por “Seymour” Gran Quesote (Kitsunezuka Ko’on-no-Kami), el primer ministro de Pequeño Tokio; en la versión japonesa es un zorro, en la inglesa y en el doblaje mexicano se identifica como una rata, de ahí su nombre y porque la rata es un enemigo de los gatos; siempre trata de apoderarse de la ciudad, pero los Gatos Samurái están para detenerlo, y siempre sus planes fracasan por su incompetencia; tiene el mal hábito de explotar cuando se pone de mal humor, lo cual casi siempre sucede al final de los episodios, con tendencia a alardear, al travestismo y a coquetear con sus subordinados; además existen otros villanos importantes como Jerry Atric (Karasu Gennarisai), un viejo cuervo, líder de los cuervos ninja (se dice que son provenientes de Corea o al menos es la procedencia de sus cascos) y dirige los planes del Gran Quesote, siendo él la voz de la razón en contrapartida con la naturaleza impulsiva de su compañero; usa un casco con forma de cabello para cubrir su calvicie, a veces trata de quitarle el poder al Gran Quesote, pero en el fondo son amigos; su compinche es Pájaro Malo (Karamaru), un cuervo malhumorado, segundo al mando de los cuervos ninja y archirrival de Speedy; es un tipo rudo y duro con un pasado un tanto triste, pero es un rival de muchísimo cuidado; Yard Bird o Pájaro Veloz (Choinaa Nana Gou) es un hiperactivo avestruz que aparece en algunos episodios y tiene un defecto en el cual explota si se queda inmóvil por 2 segundos; “The Rude Noise” o “Los Mucho Ruido” (Yami no Yon Nin Shu) son una banda de Heavy Metal integrada por 4 cuervos, que a veces son contratados por el Gran Quesote, son la contraparte del Equipo de Rescate, y son bastante peligrosos ya que en un capítulo y con ayuda de su robot gigante apalearon a los Gatos Samurái. Sus integrantes son Bad Max, AKA Cuervo Mayor (Zankaa), líder del grupo y su nombre es en referencia a la película “Mad Max”; Cannonball Battery (Bonkaa), su nombre es en alusión al famoso artista de Jazz Julian Cannonball Adderley; Mojo Rojo (Rekkaa) y Rony Guisemore (Uokkaa), basado en Tom Sizemore.

 

Como en mucho casos de traducciones del anime, cuando “Los Gatos Samurái” se lanzó al mercado occidental, se tuvieron que hacer cambios especiales. Primero, las diferencias en la traducción son notables. Cuando Saban compró los derechos, los traductores tuvieron que hacer cambios especiales, ya que, en la versión original se alude al esoterismo, sucesos históricos y aspectos socio-culturales de Japón, bajo estas circunstancias los productores estadounidenses decidieron adaptar y en algunos episodios cambiar los guiones que correspondieran a la animación y reemplazaron toda la banda sonora japonesa por una nueva. Los Gatos Samurái fueron uno de los pocos animes que no perdieron valor en cuanto a la traducción, sobre todo con el maravilloso doblaje al español, dado por grandes personas como Carlos Iñigo (Speedy), Rocío Prado (Polly, el Hijo Mapache), Sergio Gutiérrez Coto (Guido), Jorge Ornelas (General Gatón, Gataladro, Gran Dientón, Jerry Atric), Mónica Estrada (Francine), Carlos del Campo (Gran Quesote, Batigato, Gataladro), Gisela Casillas (Lucille, Mamá Mapache), Gerardo Reyero (Gran Dientón), Carlos Segundo (Emperador Fred), Hernán López (Guru Lou, Pájaro Malo), Martín Soto (Super Chorro), Martha Ceceña (Violeta), Humberto Solórzano (Gatatónico), Ernesto Lezama (Pájaro Veloz) y narrado de manera excelsa por Bardo Miranda. En la versión en inglés se editaron escenas debido al contenido violento y también muchas escenas con Gran Quesote travestido; los Gatos Samurái fueron transmitidos en Estados Unidos, Canadá, en varios países de Europa como Reino Unido, España, Francia, Italia, Países Bajos, Alemania, diversos países de América Latina, teniendo gran éxito en México y Perú, además de Australia, Nueva Zelanda, Hong Kong, Israel, Kenia, Armenia, entre otros. De los 54 episodios, 52 fueron traducidos aunque en algunos países se transmitieron solo 40 debido a la censura. Los dos temas fueron compuestos por Etsuko Yamakawa, Takeshi Ike y Anju Mana e interpretados por Reina Yazawa; en la versión occidental se cambió los temas de apertura y cierre de la serie originales, siendo sustituidos por la sintonía de Samurái Pizza Cats. La serie fue lanzada en VHS en Japón aunque sólo sacaron 20 episodios. Se lanzó un DVD en inglés que puede encontrarse en Amazon, con solo 5 episodios de la serie. En Francia fue lanzada en DVD completa y con la imagen de vídeo remasterizada. Sin duda, la comicidad de esta animación, así como sus sencillas aventuras hacen que estos simpáticos felinos se encuentren en la lista de clásicos. Y ustedes… ¿Ya conocían a los gatos samurái? El camino del guerrero solitario continua…

Sobre el autor

Cable Hayashibara